¿Cómo cuidar tu traje de baño este verano?

photo-1500044744318-d290fb890942

Es común que pasemos por alto o simplemente ignoremos revisar las instrucciones de lavado y cuidado que se encuentran en las etiquetas de nuestros trajes de baños.

Esto da como resultado nuestra decepción y descontento, porque sin importar cuánto hayas pagado, nuestras prendas pierden su color y forma.

Aquí les comparto algunos tips de cuidado

Evita el cloro.

El cloro puede causar que los colores se destiñan en ciertas telas y dañen los hilos. Aunque el agua de una piscina tiene menos cloro, aún así desgastará la tela de tu traje de baño.

Aléjate de las superficies ásperas.

Así como con cualquier prenda de ropa, los bordes ásperos o dentados enganchan y desgastan. Cuida donde te sientas, apoyes o te acuestes, ya que es fácil olvidar que estas superficies se frotan contra la tela, dañando la textura suave y suntuosa de la prenda.

Evita que caiga exceso de lociones y aceites a tu traje de baño.

Los protectores solares, los aceites bronceadores y los cosméticos son perjudiciales para el material delicado. La exposición causa decoloración y daño. Estos productos chocan con el material sintético de los trajes de baño, dejando manchas que crecen con el tiempo y descomponen la tela.

Enjuaga el traje de baño en agua fría después de cada uso.

Incluso si no hay más remedio, un enjuague es mejor que nada. Sirve para lavar los químicos dañinos tales como el cloro, los aceites e incluso las bacterias antes de que puedan arraigarse más en la tela. Incluso puedes tomar una ducha fría con el traje puesto.

Lava el traje de baño a mano.

Las máquinas son prácticas, pero incluso un ciclo suave usa calor y giros. Esto deteriorará el material, causando una pérdida de integridad, forma, relleno y decoraciones delicadas.

Usa un jabón suave para telas delicadas.

El detergente regular es demasiado agresivo y contribuye tanto al deterioro como a la decoloración.

Estruja el agua suavemente.

Al igual que el lavado, el secado a máquina es demasiado agresivo para tu traje de baño delicado y arruinará su forma. En su lugar, enróllalo para sacar la mayor cantidad de agua.

Pon el traje de baño a secar.

Hazlo en un área sombreada y bien ventilada. Esto evitará que el agua se acumule y estire las fibras. También reduce las arrugas y los pliegues.

Nunca dejes el traje de baño expuesto a la luz solar directa.

El calor causará el mismo daño al color que hayas tratado de evitar antes. Si tienes prisa, el aire frío de una ventana abierta o un secador de cabello son opciones más seguras.

Lindos días

Otros post que te pueden interesar

Carolina Cortés Pinto
POST RELACIONADOS
maxresdefault

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *